Si has llegado hasta aquí, es porque tu propiedad aún no posee un buen aislante térmico. Y es muy posible que necesites una fachada SATE en Santander. Bien, pues has llegado al lugar indicado, porque en unas pocas líneas vamos a resumirte las ventajas de tener instalado un SATE en tu propiedad para que termines de decidirte. Aportarás un gran valor a la construcción y a las personas que viven dentro.

En primer lugar, un inmueble sin un buen sistema de aislamiento restará calidad de vida tanto a las personas que viven allí como al edificio en sí. Pues una de las muchas consecuencias positivas que conlleva la instalación de una fachada SATE en Santander es la dilatación de la longevidad del edificio, ya que se evitarán daños en los materiales, como por ejemplo, las corrosiones por la humedad.

En segundo lugar, y como indican las siglas SATE (Sistema de Aislamiento Térmico Exterior), este tipo de sistemas aislará tu vivienda de la humedad exterior y evitará las condensaciones, que pueden derivar en serios problemas de humedad a largo plazo. Además, un SATE bien instalado hará que la temperatura interior de la vivienda se distribuya de manera uniforme, evitando así un mayor gasto energético. Y ahí van dos buenas ventajas de este sistema que, por cierto, la segunda cada vez tiene mayor importancia entre constructores y arquitectos debido a que se busca más el ahorro energético. Como ves, es una inversión de futuro.

En tercer lugar, instalar un SATE no solo protegerá tu vivienda de humedades por condensación, sino que también la resguardará de posibles filtraciones de agua, nada recomendables en tu inmueble. Olvídate por completo de posibles goteras con un buen SATE.

Por último, desde Hefemar Empresa Constructora nos ponemos a tu disposición para cualquier duda que tengas sobre este tema.