Cuando necesitamos dar un nuevo toque de estética a nuestra casa, piso o chalet, muchos buscamos hacer una rehabilitación de fachadas en Santander si vivimos por la zona.

En el momento en el que nuestra fachada se halla en una condición antigua, es muy posible que, además de que su aspecto no sea el deseable, contenga mucho polvo, se puedan formar grietas y pueda aparecer humedad exterior. Las humedades exteriores además pueden causar a su vez humedades interiores y como resultado falta de comodidad. Además de que también puede suponer un incremento del gasto de la electricidad, ya que no conserva bien el interior de la vivienda.

Otra razón más para rehabilitar nuestra fachada sería poder subir la calificación energética del edificio un mínimo de dos letras en caso de vivir en piso. Esto conllevaría una reducción bastante notoria del gasto en mantenimiento del edificio, una reducción del gasto en calefacción o refrigeración del hogar y un aumento de su valor de venta en el mercado. Rehabilitar nuestra fachada es una inversión que resulta muy rentable. En conclusión, una rehabilitación de fachadas en Santander sería muy beneficiosa para la ciudad.

Normalmente, cuando vamos por la calle, no nos solemos fijar en qué estado se encuentran las fachadas de los edificios. Pero sí que es verdad que es una inseguridad muy grande tener una fachada en mal estado, ya que esto puede generar incluso el desprendimiento de alguna zona del edificio y provocar daños a los transeúntes que pasan por allí o incluso a los propios vecinos. Todo sin contar con la correspondiente multa.

Así que desde Hefemar Empresa Constructora te recomendamos rehabilitar tu fachada por todas estas diversas razones y muchas más. Te animamos a que contactes con nosotros en nuestra página web, donde encontrarás asesoramiento y disponibilidad inmediata, sin nada de esperas.