Si estás pensando en hacer algunos cambios en casa y comenzar una obra. Antes de nada, acude a alguna de las empresas de reformas en Santander para que puedan asesorarte sobre el proyecto que quieres realizar, cotejar presupuestos, etc. Es muy importante que cuentes con un equipo serio, profesional y con experiencia, ya que, entre otras cosas, es necesario que se encarguen de tramitar una serie de permisos antes de comenzar la obra. Si todos los trámites no están realizados correctamente, debes saber que te expones a una multa importante. Las licencias que se necesitan pueden variar dependiendo del ayuntamiento. Por eso, lo mejor es informarse antes de todo el papeleo que se necesita.

Las empresas de reformas en Santander saben que la mayoría de los clientes que encargan una obra porque han comprado una casa de segunda mano, quieren tirar paredes para ganar metros, hacer una habitación en otro espacio, etc. En estos casos, es necesario que se cuente con una cédula de habitabilidad que debe otorgar el ayuntamiento que corresponda. Por el contrario, si lo que quieres es hacer pequeñas reformas, como cambiar el suelo, la cocina, pintar, etc. bastará con que tengas un comunicado de obra.

Si la obra que tienes en mente va a afectar a la comunidad, bien porque vayas a tocar la fachada o el tejado, será imprescindible que solicites una licencia de obra mayor. Ten en cuenta que de no tenerlo, puedes tener muchos problemas con la comunidad de vecinos.

Las obras siempre son engorrosas, pero si confías en una empresa como Hefemar Empresa Constructora todo resultará cómodo y sencillo.