Algo fundamental para que un proceso de rehabilitación de fachadas en Santander se lleve a cabo de forma productiva y sin incidentes consiste en cumplir con las medidas de seguridad impuestas para este y otros tipos de trabajos en altura.

El objetivo de implantar la seguridad y salud en la obra no es otro que evitar el máximo posible de accidentes y enfermedades que pueden causar este tipo de trabajos, los cuales se ven incrementados cuanto se realizan trabajos a cierta altura, como es el caso de la rehabilitación de fachadas en Santander. Algunos de los más comunes son la caída en altura con los golpes con objetos salientes, tropiezos o afecciones cutáneas a causa del polvo y otras sustancias.

¿Cuáles son las principales medidas que se deben tomar? Aunque estas dependerán de las características de la fachada y el trabajo a realizar, existen algunas generales que exponemos a continuación:

- Revisión periódica y exhaustiva de barandillas y anclajes de plataformas y andamios.

- Dotar a la instalación de doble cableado para minimizar el riesgo de electrocución.

- Dotar a los operarios de arneses y líneas de vida y comprobar su buen funcionamiento antes de comenzar a realizar un trabajo en altura. Esto evitará la caída del operario ante cualquier resbalón o tropiezo.

- Cerciorarse de que cada uno de los operarios cuenta con la formación e información necesarias llevar a cabo su tarea sin poner su vida y la de las demás personas de la obra en peligro.

- Instalar vías de paso o túneles en el caso de que la fachada delimite con la vía pública para evitar accidentes a terceros derivados de la caída de objetos y escombros.

En Hefemar Empresa Constructora damos especial importancia a la prevención, ya que se trata de un seguro de vida y un aumento de la productividad durante la rehabilitación de tu fachada.