Caminamos por la vida mirando y observando todo a nuestro alrededor. Grandes edificios que llaman nuestra atención por su singularidad y otros que también nos impactan, pero por su descuido. La rehabilitación de fachadas en Santander se ha convertido en un aliado perfecto para mejorar la apariencia de casas, locales, y todo tipo de edificaciones en general.

Darle vida a las fachadas no es una tarea que se deba tomar a la ligera. Muchos piensan que con un retoque de pintura se pueden mantener en buen estado, pero solo sirve para disimular durante un tiempo. La rehabilitación de fachadas en Santander bien ejecutada es muy importante para cuidarlas y darles vida.

La primera impresión es un aspecto fundamental. Hoy en día los profesionales en la rehabilitación de fachadas evalúan todos los detalles. El clima, la humedad y las dimensiones son algunos de ellos, facilitando la decisión sobre los materiales más acordes y favorables a utilizar para conseguir la mejor primera impresión.

Hay muchos estilos para rehabilitar las fachadas. Algunos buscan darle un toque original, otros quieren algo moderno y están los amantes de lo clásico o “vintage”. Detalles simples pueden dar un estilo original, y un elemento muy utilizado para ello son las luces. Colocadas en sitios estratégicos, pueden dar sensación de amplitud, profundidad o señalizar un camino.

Otro material popular muy empleado en fachadas es la piedra. Es ideal para las edificaciones modernas, y gracias al surtido de colores y texturas, ofrece una gran variedad de estilos como elegante, imponente, rústico, simple y moderno.

Las rehabilitaciones clásicas hacen volver el tiempo y detenernos en el pasado. Para estas se utilizan materiales protectores, conservando y cuidando la estructura original.

En Hefemar Empresa Constructora, usamos materiales de la más alta calidad, llevando la confianza y el mejor estilo de la mano.