El respeto por la fisonomía de un barrio es muy importante, en particular para las empresas de rehabilitación de fachadas en Santander. Si además el trabajo se debe realizar en una zona cualificada por su ayuntamiento como caso histórico o de especial interés turístico, será preciso tener en cuenta otros detalles.

El primer paso necesario para iniciar los trámites requeridos será comprobar que el inmueble en cuestión está incluido por el ayuntamiento dentro de la cualificación de fachada histórica protegida. Esta información es pública y accesible para todos los usuarios interesados que deseen consultar.

Una vez se ha confirmado la cualificación del inmueble, se debe presentar una memoria descriptiva por parte de las empresas de rehabilitación de fachadas de Santander, donde se detallen los pasos que se pretenden seguir y las posibles modificaciones que puedan sufrir en caso de que sea necesario. El paso siguiente será presentar esta memoria al ayuntamiento y, a partir de ese momento, serán los técnicos municipales los que deberán elaborar un informe de aprobación del mismo o, si es preciso, modificar lo que consideren necesario, con el fin de adjudicar las licencias y autorizaciones obligatorias para acometer las obras.

Es importante tener en cuenta que los criterios que hay que seguir a la hora de elaborar un plan completo de reestructuración de una fachada no se limitan a la parte estética, sino que según la normativa vigente hoy día, hay aspectos muy importantes que también se deben tener en cuenta, como por ejemplo, la eficiencia energética. Por todo ello, es indispensable contar con profesionales altamente cualificados.

En nuestra empresa, Hefemar Empresa Constructora, somos plenamente conocedores de la importancia de mantener intacto el patrimonio histórico artístico y trabajamos para respetar la fisonomía original en la medida de lo posible, para poder seguir disfrutando de nuestra maravillosa ciudad.