La construccion de naves industriales en Santander es un proceso de gran complejidad para todo tipo de empresas que se dedican a levantarlas. Para su construcción, se requiere la colaboración con diferentes profesionales si se quiere obtener un resultado óptimo. Por este motivo, para empezar a construir una nave industrial, se deben analizar una serie de pasos.

El primer paso a tener en cuenta en la construccion de naves industriales en Santander es el acondicionamiento del solar. Se debe contar, en este punto, con toda la documentación necesaria en regla. Tras ello, se debe desbrozar el solar y obtener un terreno para construir.

Tras el acondicionamiento, el proceso de cimentación es clave, aunque está condicionado por el tipo de estructura y nave que se quiera construir. Posteriormente, se debe trabajar en la estructuración, siendo su tercera fase, la que permite levantar el esqueleto de la nave. Las estructuras metálicas son muy populares en las naves de este tipo, especialmente por los beneficios que llegan a plantear y la resistencia de su material.

El cerramiento, que se podría definir como los músculos y piel de una nave, es clave también. Con ello, se consiguen colocar las paredes con paneles de acero, cubriendo el perímetro y cubierta. En este proceso se establecerán las aberturas: ventanas, puertas, entradas, salidas y adecuación de espacios.

El penúltimo paso es la instalación de servicios, en el que se adecuará el edificio a las necesidades energéticas y de servicio, instalando tuberías, climatización y redes de telefonía.

Por último, estarían los acabados. Esta última fase comprende desde la instalación de acabados a la realización de pruebas en sistemas eléctricos. Revestimientos, puertas, armarios, zócalos...

Desde Hefemar Empresa Constructora te contamos el proceso constructivo de una nave industrial. Recuerda contar con nosotros si necesitas ayuda para construir o reformar tu nave industrial.